¿Puedes guardar un secreto? Tal vez, no deberías.

Credito Fotográfico: Linda (jinterwas Flickr photostream), Creative Commons

Credito Fotográfico: Linda (jinterwas Flickr photostream), Creative CommonsLa gente es pésima guardando secretos. En verdad somos muy muy malos (sin importar que alguien diga lo contrario). Y sabes que? Está bien. Justo como los macacos de la fotografía, tenemos una urgencia de soltar la sopa aún cuando sabemos que no debemos hacerlo y esa urgencia es especialmente saludable. Si te resistes a ella, te encontrarás en una postura complicada y mientras más secreto sea el secreto, será peor el impacto en tu psique.

Pero, un secreto no podría matar a alguien o si? Todo depende del secreto. Durante muchas décadas, Daniel Wegner ha estado explorando las consecuencias cognitivas de los secretos; y lo que ha encontrado no son buenas noticias para aquellos que son capaces de guardarlos. En una serie de estudios en los 90s, Wegner y sus colegas descubrieron que los pensamientos secretos no solamente funcionan de una forma parecida a los pensamientos reprimidos, sugiriendo el mismo mecanismo cognitivo bajo los dos. En otras palabras, la gente recuerda mas facilmente las cosas que se les ha pedido que guarden en secreto que las memorias de cosas sobre las que han mentido o dicho la verdad y vienen a la mente mucho más seguido (sin intención alguna) que cualquier otro pensamiento (así que tendemos a pensar en cosas que mantenemos en secreto como decir mentiras, masturbarse, o tener un enamoramiento secreto de alguien, en lugar de cosas que no son secretas como perder las llaves o ser mordidos por un perro).

En pocas palabras, nuestros secretos nos preocupan. Mientras mas intentamos tenerlos al margen, más presentes los tenemos en la mente. Mientras más tratamos de pelear con ellos, es más posible que caigamos en la tentación de decirlos y por lo tanto es mayor el esfuerzo en nuestra mente.

Y los secretos personales, como estigmas, pueden esconderse? Los efectos son peores rápidamente hasta volverse un infierno personal para quien los guarda: Mientras más personal y revelador sea el tema, mas impactantes serán los efectos de ocultarlos.

Numerosos investigadores han demostrado que mantener secretos familiares, (como por ejemplo el abuso) muy a menudo resultan en hogares disfuncionales -y que mantener secretos personales relacionados con experiencias traumáticas es una causa frecuente de problemas de salud psicológicos y físicos. De hecho, las víctimas del holocausto que hablaron de su experiencia mostraron una mejoría muy marcada en su salud 14 meses después de las entrevistas y mientras mas reveladores eran, más mejoraban.

Mantener algo en privado, realmente tiene su precio. Mantener un secreto significa mantener una puesta en escena -y mientras mas grandes son el secreto y la audiencia, es mayor el esfuerzo que se debe hacer para mantener la puesta en escena. Y ese esfuerzo no solo es de comportamiento; también debemos refrescarlo una y otra vez en nuestras mentes. Wegner lo llama el modelo de preocupación de los secretos: suprimimos un pensamiento; esa supresión en cambio causa que el pensamiento rebote y el rebote causa un incremento en los esfuerzos de supresión; y así el ciclo continúa infinitamente.

De hecho, un secreto que parecía pequeño e inocente cuando decidiste mantenerlo puede tomar vida propia si permanece desatendido. Cuantas veces no has dicho algo a alguien porque no parecía el momento correcto, solo para darte cuenta que cada vez es más y más dificil decirlo y después encontrarte obsesionado sobre por que no lo dijiste, si deberías hacerlo, cuál es el significado, etc, etc. Rompe el ciclo y estarás en camino a liberar tu mente. Solo que el ciclo puede ser muy difícil de romper. Hay un momento y tiempo justos para los secretos. Pero antes de que aceptes mantener un secreto para alguien más -o antes de que decidas hacer algo que requiera que guardes el secreto para tí mismo, tal vez quieras pensarlo dos veces. Sin duda alguna, la verdad suele lastimar. Pero igual lastima no decirla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s