El Arte de la Meditación

Image

El Arte de la Meditación

“Una persona que piensa todo el tiempo, no tiene nada mas en que pensar excepto sus propios pensamientos. Así que pierde contacto con la realidad y vive en un mundo de ilusión” -Alan Watts

¿Te ha pasado que vas en el coche o en la bicicleta y derrepente “despiertas” en algún lugar y no sabes como llegaste ahí? ¿Que pasó en esos pocos minutos? Si te esfuerzas un poco, tal vez recuerdes las cosas que estabas pensando y si eres honesto, muy probablemente era una fantasía. Seguro estabas pensando en el pasado, cosas que tenías que hacer y no hiciste o fantaseando sobre el futuro, cosas que tal vez nunca sucedan. Y cuando digo que la mayor parte de nuestra “vida despiertos” la pasamos en nuestro mundo de ensueño, es muy probable que la gente que no ha meditado esté en desacuerdo..

Yo también estaba en desacuerdo hasta que empecé a meditar. Ahora estoy completamente convencido que es verdad y necesito la meditación más que mi café de las mañanas porque con ella, finalmente empecé a notar lo que es realmente importante. Muchos libros se han escrito acerca de esto pero en verdad es algo muy simple. El Ahora, es algo realmente importante porque no existe otro momento. Si solamente piensas en las metas que tienes a futuro ni siquiera te darás cuenta cuando las alcances porque en ese futuro, estarás pensando en el futuro y por lo tanto, nunca llegarás ahí.

Así que antes de continuar me gustaría que todos vivieran una experiencia para entender de lo que estoy hablando. Por favor acompañenme en este pequeño experimento y cierren sus ojos, siéntense derechos, relájense (probablemente su espalda y su cuello estén tensos) y traten de estar atentos de todo lo que pasa, dentro y fuera de ustedes por solo dos minutos. Traten de no involucrarse con el cuenta-cuentos dentro de su cabeza que siempre tiene un comentario para todo y pongan atención en su respiración, en los ruidos de su computadora, los coches que van pasando, el latido de su corazón y todas las demás cosas que están sucediendo a su alrededor.

¿Pasaron los dos minutos? ¿Qué tal? ¿Cuántas veces se les vino a la mente una historia y se quedaron atrapados en ella?

Mucho se ha escrito de meditación y para ser honestos, no tengo nada nuevo que ofrecer. Sin embargo, estoy convencido de que puede beneficiar a tantas personas de tantas formas que debería de mencionarse una y otra vez.

¿Qué es la meditación?

La meditación es el acto de entrenar la mente. Funciona de la misma forma en que entrenas tu cuerpo. Con tu mente, formas hábitos y con tu cuerpo músculos. Una de las cosas que necesitas para tener un cuerpo saludable es el ejercicio y es exactamente lo mismo con la mente (necesitas buenos hábitos en lugar de malos). Mientras más agitada está tu mente, tus pensamientos son menos claros. En esta era de la información casi todos nosotros somos zombies filosóficos en algún momento del dia, sin estar realmente presentes en lo que hacemos. El doctor Daniel J. Siegel, define a la mente como aquello que regula el flujo de energía e información; con la meditación, aumentamos el control sobre esta regulación y por lo tanto, el control de nuestra vida.

¿Por qué meditar?

Buddha decía que no creyéramos ciegamente en lo que otros decían, que probáramos personalmente lo que trae serenidad, claridad de pensamiento y paz interior. Por supuesto, hay una cultura que ha estado haciendo esto por miles de años y todos ellos dicen lo mismo. En lo personal, espero que la meditación pueda formar un puente entre la ciencia y la espiritualidad pero el cerebro humano es uno de los fenómenos más complejos que existen en este universo y creo que apenas estamos viendo la punta del iceberg.

Numerosos estudios han demostrado que la meditación (debido a la neuroplasticidad) literalmente cambia tu cerebro. La neuroplasticidad es la habilidad del cerebro para reorganizarse a sí mismo al formar nuevas conexiones neuronales. Estas nuevas conexiones que se forman con la meditación parecen incrementar el bienestar y mejorar la calidad de vida. Científicos también han encontrado cambios en la materia gris, la parte del cerebro que está asociada con la memoria, la empatía y el estrés.

Personalmente, es muy dificil explicar lo que la meditación ha hecho por mi. Es como tratar de explicarle a un ciego lo que son los colores, pero en general me ha enseñado a salir de mi cabeza para poder entrar en mi vida. Es mi principal herramienta para eliminar cualquier emoción destructiva que pudiera tener.

¿Cómo meditar?

Existen muchas formas de meditación, en este caso solamente voy a hablarles de dos Shamatha y Vipassana. Puedes hacer estas meditaciones caminando, sentado o acostado. Mi favorita es la forma tradicional, sentado en un cojín con la espalda recta. Asegúrate de tener un espacio tranquilo donde nada te moleste durante el tiempo que estas meditando y donde puedas relajar tu cuerpo lo más que puedas. Puedes hacer cualquiera de estos dos tipos de meditación. En general, la recomendación es empezar con Shamatha porque sin concentración tu mente puede divagar tantas veces que cualquier otro tipo de meditación sería menos productiva.

Shamatha es la meditación concentrándote en un punto. Esto significa que tratas de enforcarte en un objeto. El objeto más recomendado es la sensación de respirar por un par de razones; puedes respirar consciente e inconscientemente pero siempre lo estás haciendo, es un sistema natural de retroalimentación que significa que se vuelve cada vez más sutil cuando te mantienes enfocado en ella. Empieza tomando 3 respiraciones profundas enfocándote completamente en el aire frio que entra por tus fosas nasales, a través de tu nariz y garganta y luego en tus pulmones y estómago, después el aire se calienta y sale regresando por el mismo camino. Lentamente empieza a enfocarte solamente en la sensación de las fosas nasales y descubre esa sutil sensación que tal vez nunca hayas sentido. Acepta el hecho de que la mente tiene su propia voluntad y va a divagar cada vez que te desconcentres aunque sea un poco. Lentamente vuelve a enfocarte en las fosas. Al principio puede ser muy útil contar del uno al diez cada vez que terminas una respiración, de esta forma, es muy fácil darse cuenta cuando estas perdiendo concentración. Toma en cuenta que no existe algo como buena o mala meditación así que no te preocupes si al principio no lo logras. Trata de aceptar todo lo que va pasando en tu mente y en tu cuerpo y siempre trata de regresar tu atención a tu respiración.

Cuando logres alcanzar un nivel estable de concentración puedes pasar a la meditación Vipassana. La meta de ésta es estar consciente de todas y cada una de las sensaciones que forman tu realidad. No rechaces nada y acepta la vida como es. Enfócate en como todas las sensaciones de tu cuerpo cambian constantemente. Ningún momento es igual, es exactamente como lo dice el filósofo griego Heráclito: “es imposible pisar el mismo rio dos veces”.

Empieza con cinco minutos dos veces al dia y una vez que sientas que puedes lograrlo por más tiempo, incrementa lentamente hasta llegar a diez minutos. Diviértete, puede ser una de las experiencias mas emocionantes y remunerantes que puedes hacer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s