Truco mental: Que hacer la próxima vez que pierdas el control

gritar perder el control enojarse como tranquilizarseQue hacer la próxima vez que pierdas el control

 

Esto no es algo que suceda muy a menudo, pero hace algunos dias perdí totalmente el control. Por un momento me sentí tan abrumado por las fuerzas externas en mi vida y perdí el contro de mi mismo. Afortunadamente logré revirar, y lo mejor de todo es la gran lección que experimenté.

 

Ok, primero lo primero. ¿Por qué perdí el control?
Bueno, mi recién adquirida computadora dejó de funcionar sin razón aparente. Después se ponchó una llanta de mi bicicleta y se acabó el gas en la casa.

 

La cocina era un desastre, el internet estaba ridiculamente lente y recibí una llamada del casero diciendome que estaba atrasado con la renta.

 

Así que esencialmente, todo estaba para la basura. Muchas cosas en muy poco tiempo y además había que hacer que todas las obligaciones que normalmente tengo en el dia a dia.

 

Pero todo esta perdida de control duró solamente 1 minuto.
Muy dentro de mi, sabía que todo lo que estaba haciendo era inútil y destructivo (eleva los niveles de cortisol en nuestro cuerpo).

 

Así que decidí cambiar la situación. Tomé un par de respiraciones profundas y apliqué el truco que alguna vez me enseñaron para situaciones como esta:

 

Me pregunté a mi mismo:

 

“¿Qué necesita pasar ahora?”

 

“¿Qué es la primer cosa que necesito hacer para empezar a arreglar este desastre?”

 

En el momento en que empecé a pensar en esto, dejé de pensar en el desastre.

 

Me di cuenta que la primer cosa que tenía que hacer era arreglar la bicicleta para poder moverme. Durante el camino al taller de bicicletas mi ansiedad desapareció mágicamente. Respiré profundamente unas cuantas veces más y armé un plan de acción para el resto del dia. En el radio, tocaron una buena canción y hasta sonreí.

 

Una vez que mi bicicleta estaba lista, tomé el siguiente paso del plan, luego el siguiente, luego el siguiente, me mantuve ocupado todo el dia, desenmarañando el desastre en el que me econtraba.

 

Y entonces me di cuenta de una gran verdad: Si enfocamos nuestra mente por completo en la solución, no hay más espacio para preocupaciones, estrés o perder el control. Esto nos da la claridad mental para entender lo que tenemos que hacer después.
Generalmente, cuando perdemos el control, es porque la situación que tenemos en frente parece una gran montaña y tenemos miedo de no poder escalarla. No importa que tan alta sea esa montaña, el primer paso es simplemente eso, dar el primer paso.

 

Como decía Dale Carnegie “la inactividad genera duda y miedo. La acción genera confianza y coraje”.

 

Ese dia, todo salió bien. Logré componer casi todo con el suficiente tiempo para irme a mi lugar secreto, relajarme y ver el atardecer.

 

¿Cuál es la moraleja? Cuando las cosas parezcan salir de control y volverse un caos total no pierdas la calma, toma unas cuantas respiraciones profundas y enfoca tu atención en la primer cosa que pueda ayudarte a resolver la situación y empieza por ahi. Después mantente ocupado y sigue con tu plan.

 

Desde ese punto, todo será mucho más fácil y antes de que te des cuenta ya le habrás dado vuelta a la situación y te estarás sintiendo bien nuevamente.

 

¿Tienes alguna estrategia o truco mental para cuando sientas que empiezas a perder el control? Compártela con nosotros en la sección de comentarios.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s