Duelo

Cuando experimentamos la pérdida  o muerte de una persona es normal pasar por una reacción emocional, física y espiritual llamada duelo, la cual se divide en siete etapas y no tienen un orden específico.

1)   Shock: Cuando llega la noticia de la muerte y reaccionamos de forma en que no podemos procesar la información. No creemos que haya sucedido y nos paralizamos y actuamos cómo si nada hubiera pasado.

2)   Negación: Seguir nuestra vida como si la personas que falleció siguiera viva.

3)   Coraje: Reaccionamos con enojo y rebeldía ante Dios debido a la injusticia que acaba de suceder, además de estar resentido con la persona que murió por la soledad en que nos dejó. 

4)   Culpa: Aparece cuando pensamos en lo que hicimos o dejamos de hacer con esa persona; entonces empezamos a ser muy duros con nosotros mismos.

5)   Tristeza o depresión: Es normal sentirse triste o deprimido ante el vació que acaba de aparecer cuando esa persona querida se fue.  Estará presente las primeras semanas después de la pérdida pero con el tiempo irá disminuyendo si esta no se reduce con el paso del tiempo, se puede desarrollar una depresión.

6)   Miedo: Al abandono o a no sentirse protegido y a todos los cambios que están por venir.

7)    Aceptación: Es cuando todos los síntomas anteriores se han desvanecido o disminuido.  El dolor sigue ahí pero no con la misma intensidad.

Neurobalance puede apoyarte en estas situaciones con un proceso rápido seguro y efectivo para que tu duelo sea breve y regreses a tu plenitud.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s